miércoles, 15 de octubre de 2008

Mes morado en Perú, mes de nostalgia para mi

Malu-chiquita Este mes recuerdo 1 año de la partida de mi adorada Malú, mi bella y fiel pastor alemán, que ofreció su vida para que por fin despertara la fe en Dios en mi persona. ¿Acaso soy digno de tal sacrificio?. Daría 10, 20 o más años de mi vida y salud por tenerla aún a mi lado. Un año casi, el 31 será el año completo, que mi hogar se ha visto privado de tu alegría y ocurrencias. La casa se siente tan grande, tan vacía en algunos lugares, que es difícil creer que ha pasado casi un año y uno se ha acostumbrado a esta herida como suele acostumbrarse las personas a todos los golpes. Adormecen, entumecen, de vez en cuando nos recuerdan su presencia con un dolor agudo, ahí están, no se van a ir, pero nosotros logramos sobrevivir acostumbrándonos a su presencia, y en este caso, a la presencia de tu ausencia.

Vendrán, Dios mediante, otras pastores alemanes. Lloraré y sufriré cuando Mishka parta pero vendrá otra pekinesa más. Y no serán reemplazantes, ni tampoco re-encarnaciones ni mucho menos la continuación de la que partió. Los errores cometidos por mi persona durante los años pasados lo asimilasteis bien porque sabías bien el sacrificio que ofrendarías por mi. ¿Acaso soy digno reitero?. Ahora, cuando tenga la posibilidad de salir de este hueco en que estoy y pueda tener otra niña a mi lado, una hija más, le brindaré lo Picture 26que te negué sabiéndolo tanto como ignorándolo, le brindaré lo que quise brindarte cuando ya no estabas a mi lado para acariñarte y abrazarte.

Me haces tanta falta pero gracias a ti me he convertido en un mejor hombre, uno del cual yo me siento orgulloso y con el que me siento muy a gusto. Gracias Malú, donde quiera que te encuentres ahora, gracias mil mi hija querida.

El Jueves 31 de Octubre no se publicará nada en ninguno de mis blogs ni en mi cuenta Twitter. No sé como estaré ese día, pero como quiera que sea, solo no estaré, pues tú siempre estas a mi lado, lo se, lo presiento, lo deseo, lo anhelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El pianista que tocó y alguien escuchó

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí