lunes, 29 de septiembre de 2008

La censura de Google en China en imágenes

En cuanto tienen un micrófono delante, los responsables de las grandes empresas de medios aprovechan la menor oportunidad para hablar sobre la 'democracia' y la 'libertad'. Con el paso de los años, y después de tanto manosear estos términos, han aprendido a referirse a ellos con suma habilidad y soltura. Es lo que tiene la experiencia. Por desgracia, cuando las cosas se tuercen en determinados países poco amigos de los derechos humanos donde tienen intereses comerciales y realmente deben demostrar que creen en esas palabras que con tanta ligereza manejan, se comprueba una vez tras otra que cuando hay que elegir entre los principios y el dinero, los primeros pasan a un segundo plano.

Ejemplos los hay a cientos, aunque quizá los más significativos, por la magnitud de las compañías que están implicadas, sean los de Google, Microsoft y Yahoo en China. Unos años atrás no les quedó más remedio que elegir entre censurar los contenidos a los que podían acceder los ciudadanos del país asiático, tal y como les exigía el regimen dictatorial, o bien ser consecuentes con sus ideas y no plegarse a dichas imposiciones, lo que en la práctica implicaba quedarse fuera de un mercado gigantesco que crece a un ritmo vertiginoso. No hace falta que os diga qué opción escogieron.

Tal decisión ha comportado que los resultados que obtienen los ciudadanos chinos cuando llevan a cabo ciertas búsquedas en los motores anteriormente citados no tengan nada que ver con los que se consiguen en los países democráticos. Para muestra un botón. Estos son los resultados que me ha proporcionado el buscador de imágenes de Google cuando he introducido el término 'tiananmen':

google-tiananmen

Esto es en cambio lo que se encuentran quienes realizan la misma búsqueda desde territorio chino:

google-tiananmen-china

En la Wikipedia tenéis un artículo muy interesante al respecto que además incluye una imagen comparativa entre los resultados que se obtienen al realizar la misma búsqueda desde un país democrático y desde China.

El presente artículo NO ha sido modificado en su contenido pero si se le han agregado enlaces para complementar la información. Eventualmente también se han agregado imágenes o modificado las existentes. Para ver el artículo original por favor hacer uso del apartado Fuentes que se incluye al final de este post.

____________________________
Fuente : La censura de Google en China en imágenes
Autor : Jose
Web : Abadía Digital v4.0

2 comentarios:

  1. Una desgracia, tanta represión. Las personas de China no se merecen tal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, NADIE debería sufrir este tipo de restricciones, sobre todo en un medio tan universal, pero bueno, hay que hacer votos para que pronto esto quede en el olvido y sea simplemente una anécdota que no se desea contar.

    Un saludo desde Lima, Perú

    ResponderEliminar

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El pianista que tocó y alguien escuchó

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí