sábado, 9 de agosto de 2008

El origen del ratón

Douglas Engelbart Muchos de nosotros asociamos los ratones con los ordenadores Apple de principios de los años 80. Con el «avanzado» sistema operativo que llevaban por entonces, era necesario el uso de este pequeño artilugio para utilizar las novedosas ventanas. Pero, lo cierto es que el invento viene de más atrás. En 1964, un profesor de la universidad de Stanford (California) llamado Douglas Engelbart inventó lo que sería el origen del ratón.

Debido a la molestia que suponía estar moviendo el cursor constantemente por la pantalla con la yuda de las teclas, ideó un curioso mecanismo que, conectado al teclado, permitía desplazar lentamente el cursor por la pantalla. No tenía nombre, aunque los que lo veían, por su forma y tamaño, dijeron que se parecía a un roedor, y como ratón se quedó. No obstante, fue hace 30 años cuando realmente se presentó oficialmente en el mercado. Esto ocurrió en la conferencia Civic Auditorium de San Francisco, donde Engelbart hizo una demostración de su invento. Algunas denominaciones han cambiado, como el cursor, que se llamaba «escarabajo». Lo curioso es que, por aquel entonces, no tuvo mucho éxito y no se hizo famoso hasta que Apple y Microsoft con su Windows lo convirtieron en un elemento indispensable en la vida de cualquier informático.

____________________________
Fuente : El origen del ratón
Autor :
Web : PC Actual

2 comentarios:

  1. Que interesante inicio para el pequeño ratón. Pero llama la atención como que hasta que no llego un producto más grande, este otro se volvió indispensable.



    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Es una muy buena observación la que has realizado, en verdad. ¿Cuántas ideas buenas, plausibles, han tenido que esperar a que "un grande" las tome en cuenta para poder entonces ser conocidas?. Digo, pensandolo mejor, como que no hay mucha "libertad y facilidad" para poder crecer en el mundo competitivo de la informática, ¿no?

    Un saludo desde Lima, Perú
    ACD

    ResponderEliminar

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El pianista que tocó y alguien escuchó

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí