miércoles, 16 de abril de 2008

El síndrome del blogger principiante

¿Te has puesto a pensar quién tiene realmente el control de tú blog?. No, no es un tema de gremlins virtuales ni de un nuevo virus; tampoco una conspiración departe de Blogger, WordPress ni de ninguno de internauta_fanaticoya los proveedores de blogs más importantes en Internet. Hay un margen muy tenue entre el entusiasmo, entrega, devoción (en el buen sentido claro está) y la posesión, presión y responsabilidad al asumir un reto, al establecer una meta y empezar el camino hacia ella. El sacrificio es parte de toda acción que implique el inicio de un nuevo camino, eso lo sabemos. Pero, ¿cómo darnos cuenta cuando las cosas salen del entorno manejable y empieza a abordar aspectos de nuestras vidas sin que nos demos la más mínima cuenta de ello?.

La primera situación que debemos considerar son las rutinas. El publicar implica preparar el artículo, contenido, imágenes, formato, tema, etc. Esto lo podemos lograr de dos maneras: o copiamos artículos que nos parecen interesantes y dignos de ser difundidos, o realizamos una investigación para poder crear nuestro propio artículo. Teóricamente se supone que un blogger debería de dar mayor prioridad o peso específico a lo segundo que a lo primero pero en la práctica no siempre vemos esto ya que lo que se busca es lograr visitas y posicionamiento en los buscadores y directorios.

El sacrificio es parte de toda acción que implique el inicio de un nuevo camino, eso lo sabemos. Pero, ¿cómo darnos cuenta cuando las cosas salen del entorno manejable y empieza a abordar aspectos de nuestras vidas sin que nos demos la más mínima cuenta de ello?.

Como consecuencia de esto, de las rutinas, empieza poco a poco a germinar en uno el bichito de la presión. Sus primeros síntomas se dan cuando:

  1. Queremos publicar algo y no sabemos qué publicar
  2. Tenemos el material para publicar algo pero nos da un poco de pereza o deseamos terminarlo lo más pronto posible
  3. Cuando empezamos a dejar de lado algunas actividades que no siendo importantes eran parte de nuestra rutina. Un caso concreto es la televisión por cable. Habitualmente seguimos series, programas y películas que aunque ya las hemos visto más de una vez nos place verlas otra vez. Si en algún momento dejamos que pasen de largo con el lógico razonamiento de "que más adelante lo volverán a repetir pues todo repiten en cable" es que algo está cambiando en nosotros.
  4. No tenemos nada en la mente para publicar y sin embargo sentimos la necesidad de publicar algo. No nos rendimos ante la idea de no publicar diario.
  5. Publicamos algo fuera de tiempo y agregamos dicha entrada con una fecha pasada para dar la impresión de que siempre publicamos regular o diariamente.

Las consecuencias de estos síntomas suele ser realmente fatal, y no estoy exagerando, si es que no se toman las medidas preventorias y sobre todo las medidas idóneas para solucionarlo. Debemos, para evitar que esto crezca más y más y se llegase a salir de control, crear y definir parámetros, normas, reglas y consideraciones para publicar y mantener un blog. Estas pueden ser:

  1. Un web site, blog, foro o lo que sea que tengamos en Internet bajo nuestro poder y decisión es una responsabilidad. Y no es distinta a la responsabilidad de un trabajo, una relación, un hogar o lo que sea que implique un compromiso de nuestra parte.
  2. Para publicar diario hay que tener una buena y eficiente infraestructura, un gran ánimo y carácter así como una enorme fuerza de voluntad, pero sobre todo tiempo. Hay muchos programas para editar posts y publicarlos (yo uso el Windows Live Writer y estoy contento más aún con sus complementos que son muy útiles) así que por ese lado podemos encontrar fácilmente cierto grado de automatismo. Pero el tiempo que se requiere para ubicar los artículos y contenido es mucho mayor que el que invertimos en publicar. Y una persona no puede hacer el trabajo de un grupo. Eso no es posible.pensar[1]
  3. Lo importante es publicar y no cuan seguido publicar. Son dos cosas totalmente distintas. La   primera implica responsabilidad y compromiso, mientras que la segunda implica por lo general entusiasmo y en el caso más extremo adicción.
  4. Debes tener siempre presente que publicar algo debe representar un placer, una alegría, una satisfacción, una sensación de haber hecho algo bueno a tu criterio y sobre todo que sea algo divertido. Si no logras experimentar al menos 2 de las 4 mencionadas entonces algo no está yendo por buen camino en tu vida como blogger
  5. Hay que poner en perspectiva y en orden las rutinas que tenemos diario. Y hablo desde lo más obvio y básico hasta lo más complejo. Un ejemplo sería considerar:
    • Despertamos, nos aseamos y desayunamos
    • Realizamos alguna actividad previa al inicio del día laboral
    • Realizamos nuestra actividad laboral diaria
    • Regresamos a nuestro hogar
    • Buscamos nuestra comodidad, atendemos nuestra vida social y sentimental (si la tuviéramos claro está)
    • Dedicamos un tiempo a nuestra presencia en Internet
    • Disfrutamos de un merecido descanso en nuestra habitación hasta conciliar el sueño
  6. En el caso de que no tengas trabajo o este lo realices en tu casa es más simple el poder dedicarle tiempo a esto del blogging. Sin embargo es importante que tengamos siempre rutinas y responsabilidades adicionales que estén diseñadas para evitar que estemos literalmente pegados al monitor y teclado por horas de horas, salvo que uno sea, por ejemplo, un programador, diseñador gráfico, escritor o periodista y viva de ello. Hay que tener en cuenta de que eso de blogger profesional no existe. Pueden argumentar lo que gusten pero no hay tal profesión. Existe, eso sí, un compromiso de nivel profesional que se asume al tratar el blogging como si fuera una profesión y sobre todo si logramos vivir de ello ganando dinero en buena lid. Pero esos son casos no excepcionales sino más bien no muy comunes. Se puede llegar a un nivel alto en esto del blogging y como tal, para diferenciarlo del resto lo clasificamos como blogging profesional. Algunos les gusta usar el término gurú pero, ¿es fácil lograr ese nivel en función a un periodo de tiempo breve?. ¿Cuántos bloggers conocen que vivan tranquilos y bien con lo que ganan por escribir o mantener uno o varios blogs?. ¿Cuántos son los privilegiados del universo de bloggers que conocen?.  Yo sólo conozco a 2 y debo conocer no menos de 300 bloggers entre simples conocidos, frecuentes conocidos, amistades y verdaderos amigos (son pocos pero hay menos mal).
  7. Si le vas a dedicar tiempo, esfuerzo, disciplina y dinero a esto del blogging entonces y antes que nada haz tu vida alrededor de esta actividad, pues es tan adictiva y absorbente como lo son las profesiones en el mundo. Hay gente adicta al trabajo, eso lo sabemos, y el blogging si lo tomamos como un medio de vida no es menos adictivo y absorbente. Aún así recordemos que eres una persona comprometida con una actividad

El éxito se mide principalmente por el grado de satisfacción personal y privada que podamos sentir y no por los galardones o manifestaciones públicas y sociales. No necesitamos de un trofeo para saber que hicimos bien algo. Basta con saberlo nosotros mismos. Eso es lo valioso del hecho. Uno conquista metas y, salvo que haya una implicación familiar o afectiva de por medio, las metas son personales. Esto no implica que no disfrutemos de una atención mediática pero a la larga lo más valioso es lo que hay en nuestros corazones y mentes.

9 comentarios:

  1. Rómulo, tienes toda la razón y tocas preguntas que seguramente quienes estamos empezando en esto del blogging nos hacemos. ¿cuánto dedicarle, para qué, etc? finalmente, y coincido al 100% contigo, el asunto central radica en saber y sentir cuánto disfrutamos algo a lo que le dedicamos nuestro recursos, empezando por el tiempo.
    Gracias por tus reflexiones y por compartir tu experiencia.
    Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Un gusto como siempre saber que te das tiempo para dar una mirada a lo que publico. Y si, estas reflexiones las he publicado a raíz de mis "vacaciones" forzadas. Ya estoy "recuperándome" de todo esto y empezando a recobrar el ánimo y entusiasmo del blogger que hubo en mi al inicio, ahora, espero, más maduro y centrado.

    Un saludo desde Lima, Perú

    ResponderEliminar
  3. Si señor, esto es un artículo como tiene que ser, me lo he leído enterito y estoy de acuerdo contigo en todo. Te meneo

    ResponderEliminar
  4. Hombre, Flanagan, pues me has dejado sin palabras. Y es que es la primera vez que un post mio, uno original no de los copy & paste que publico con algún criterio, ha sido meneado. En serio es un honor. Temía que hubieran más bien opiniones en contra cuando afirmé que "eso de blogger profesional no existe" ya que en varios blogs los autores se presentan como "blogger profesional" y bueno, por ahí podia chocar la cuestión.

    Me siento honrado, y por supuesto, como es costumbre en mis blogs, y sin compromiso alguno de tu parte, te incluyo en mi lista de "Blogs & webs de amistades"

    Un saludo desde Lima, Perú

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus consejos, este mes he relanzado el blog y me suscribiré al tuyo.

    Saludos,
    JP
    http://historias-de-jp.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Me hace sentir muy bien el saber que en algo te he podido ser útil. Y felicitaciones por el relanzamiento!!!!!

    Por cierto, te estoy agregándo a mi lista de blogs & webs de amistades sin compromiso alguno de tu parte por cierto.

    Un saludo desde Lima, Perú

    ResponderEliminar
  7. De nuevo gracias, te seguiré e incluiré en Historias de JP próximamente.

    Saludos,
    JP
    http://historias-de-jp.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Parece que tienes mucha razón con todas esas motivaciones que nos llevan a escribir y a veces el esfuerzo que supone (sin tiempo) de poder estar al día y plantar un posteo medio decente. Además lo importante es que lo que escribas empiece por gustarte a ti... sea propio o ajeno.

    ResponderEliminar
  9. Eso último que has dicho es muy pero muy cierto. Es verdad que hay bloggers que escriben por motivos de trabajo, es decir, por paga (hablo en el buen sentido), pero aún así uno debe sentirse contento y satisfecho con lo que escribe, y si por ahí pierde la motivación o la alegría de hacerlo (algo así me ha pasado recientemente) es mejor tomarse un tiempo de descanzo y esperar que las aguas vuelvan a su nivel.

    Uno entra al mundo del blogging porque le gusta compartir, escribir y difundir un punto de vista. Esta bien, hay quienes lo hacen para obtener sus 15 minutos de gloria, lo cual tampoco esta mal, y otros porque quieren llegar a lo más alto de popularidad (que tampoco esta mal), pero en embos casos deben de asegurarse de que antes que nada, esto lo hacen porque les gusta y por uno mismo.

    Buena acotación mi estimado, gracias por tu aporte.

    Un saludo desde Lima, Perú

    ResponderEliminar

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El pianista que tocó y alguien escuchó

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí