viernes, 25 de enero de 2008

7 tips para escribir posts de una forma más fácil y ordenada

Aunque muchos piensen lo contrario mantener activo un post no es un trabajo fácil, debes estar actualizado con lo que pasa en el mundo, leer mucho, establecer estrategias, mantener un orden, ser paciente y lo más importante, debes escribir como mínimo 1 o 2 posts diarios para así proporcionarle información válida, interesante y relevante a todas aquellas personas que leen tu Blog.

Todo post necesita un contenido, ya sea un largo artículo, pensamiento, crítica o lo que te provoque escribir, plantear o exponer en tu Blog con tu propio toque personal.

Cada persona tiene su propia forma de comenzar a escribir un post, el cual puede ser que sea o no sea la más indicada, pero para que no pierdas mucho tiempo pensando como comenzar o si tu forma de comenzar a escribir un post es la correcta, aquí te muestro unos pequeños tips que te facilitarán el trabajo y de seguro te ayudaran a que tus próximos post los escribas fácilmente y de una forma ordenada.

  1. Conoce a tus lectores, antes de comenzar a escribir como loco piensa que es lo que le gusta o que tipo de lector son las personas que siguen tu blog. Por ejemplo si tienes un blog de tutoriales de diseño, debes saber si tus lectores son avanzados o principiantes y así sabrás cuales son los tipos de posts que debes publicar.
    [mi comentario] no es necesario un estudio de mercado para poder determinar qué es lo que les gusta a los lectores, pero si es muy buena idea que esboces el perfil de tu lector ideal, para tener un punto de partida, y luego irte poco a poco a los extremos, esto es, aquellos lectores que sólo pueden llegar a cumplir un 80% de los requisitos mínimos que pides y aquellos que superan el 100% de requisitos que has establecido. De esta forma puedes tener un marco más claro de cómo debe estar estructurado el contenido de tu blog.
  2. Piensa bien cual es el tema que quieres desarrollar y cual es el punto que deseas exponer.
    [mi comentario] planifica tus artículos así como tus categorías, pues muchos bloggers crean docenas de categorías (o etiquetas como algunos le llaman) y luego de un tiempo, dichas categorías sólo tienen 1 o 2 artículos publicados mientras que otras están por encima de 20 (por ejemplo).... hay veces, como en mi caso por ejemplo, que preferí crear varios blogs con temas muy específicos (cocina, narraciones, cine, este blog por ejemplo de diseño web en general) para evitar que mi blog principal (El pianista que tocó y alguien escuchó) se llene de categorías, pues consideré que podría darse el caso de que algunas categorías que me interesan o que me han llegado a interesar (como es el caso de Una marmota en el barrio de Lima) podría perderse entre tantas categorías creadas.
  3. Piensa primero el título del post.
    [mi comentario]
    yo agregaría algo más: crea una estructura o plantilla para tus artículos según el contenido..... por ejemplo, si vas a copiar un artículo de otro blog o web, créate una plantilla en que puedas, digamos al final del artículo como un pié de página, colocar los datos de la fuente, el autor, la dirección del web o blog, etc. y mantener siempre un mismo formato..... esto va en beneficio de la apariencia gráfica de tu blog y en beneficio de los lectores.
  4. Menciona la idea principal del post en el título en conjunto con las palabras claves y llamativas, ya que lo primero que un lector ve de un post es el título y si este no lo atrapa, no leerá el contenido del post.
  5. Para tener una buena estructuración en un post debe contener por lo menos una pequeña introducción, ciertos puntos claves y la conclusión.
  6. Escribe oraciones y párrafos cortos.
  7. Escribe de una forma sencilla y así cualquier tipo de persona pueda entender lo que deseas plantear y exponer en el contenido del post, recuerda que si un nuevo lector no entiende lo que planteas, no volverá a visitarte.
    [mi comentario] esto puede parecer no tan importante pero si es vital..... no sólo el procurar escribir sin faltas ortográficas, sino escribir en un lenguaje claro, y esto no quiere decir con un vocabulario limitado por cierto.....  por ejemplo, puedes referirte a algo que es aburrido en extremo como "esto es plumbio" (busca el significado en el diccionario, haz tu tarea también), porque de esa forma, no sólo estás haciendo uso correcto del lenguaje, sino que estas "forzando" a tus lectores a que aprendan e investiguen y eso a la larga es mucho muy apreciado....... yo uso por como corrector el Word de la suite Office, y no pierdo mucho tiempo copiando y pegando considerándo los resultados.

Si no sabías como comenzar a escribir tus posts o perdías mucho tiempo en esta simple tarea que todo blogger debe lidiar día a día, aquí tienes estos 7 tips fáciles de seguir, desarrollar y practicar.

Autor: Andrea Duran
Blog: uLoVe-TeCh.com

 

Fuente : Blogmundi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El pianista que tocó y alguien escuchó

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí